. .

Síguenos en Facebook

No te pierdas las nuevas inserciones, para mantener este sitio es importante contar contigo, gracias:
Síguenos:

Comparte con tus amigos:

Envía:

¿Que es Ir o No Ir?

Somos un grupo de amigos a los que nos gusta recibir, correctamente, los productos y servicios que pagamos, entendiendo que los demás usuarios/clientes tienen derecho a conocer la realidad de los sitios que visitamos, por eso nació "Ir o No Ir", para informar sobre esos sitios, aconsejando que vayáis o no, sin que medie ningún tipo de interés, solo la verdad. Evidentemente estas opiniones son totalmente personales, intentando ser lo más sinceros posible con la experiencia recibida.

Enlaces de Interés

Restaurantes Mérida (Badajoz) – Restaurante El Chiringuito de Choni – NO IR

RESTAURANTE EL CHIRINGITO DE CHONI (MÉRIDA – BADAJOZ)

El Chiringuito de Choni (Mérida - Badajoz)

Por desgracia no siempre tenemos la suerte poder dar una buena referencia.. y este es uno de esos casos.

Aparecimos por El Chiringuito de Choni por casualidad, nadie nos lo había recomendado, pero al ser de los primeros que nos encontramos al llegar al Lago de Proserpina, más comúnmente conocido en el lugar por “La Charca” y famoso por ser un precioso embalse y presa romanos, decidimos parar a comer.

Pedimos picadillo de tomate, tortilla de patatas y carne con tomate, acompañándolo de un par de jarras de tinto de verano (vino con limón) y, para terminar, café.

El picadillo estaba pasable, pero la carne con tomate estaba muy sosa y la tortilla de patatas sosísima… tanto que la dejamos casi entera porque parecía de esas que venden congeladas.. excesivamente hecha y sin sal…

A la hora de pagar se lo dijimos al propietario y su respuesta es la que se ha ganado estar en este sitio web con un “NO IR”, concretamente respondió “Es que depende de quién la haga, unos la hacen poco hecha, otros muy hecha, otros sin sal, otros con sal…” A lo que solo respondimos con un “Hasta ahí nos llega, pero esta estaba incomible…“. Como la puso en factura, nosotros la pagamos, porque hay que ser un señor aunque quien tengas frente a ti no lo sea, pero vaya aquí nuestra crítica y nuestra recomendación de ir a otros chiringuitos en el mismo lago, así como restaurantes cercanos, que sí meren una buena recomendación y que encontraréis entre estas páginas.

Por lo tanto: NO RECOMENDADO.

El Chiringuito de Choni
Crta. de Proserpina, s/n
06800 – MÉRIDA (Badajoz)


8 Responses to Restaurantes Mérida (Badajoz) – Restaurante El Chiringuito de Choni – NO IR

  1. Ramon Delgado says:

    Hola quisiera en cierto modo… CENSURADO POR IRONOIR
    NOTA DE IRONOIR.COM: Hemos detectado que desde la misma máquina, pero utilizando distinto nombre y distinta dirección de correo, han enviado este comentario alabando este sitio y han enviado otro criticando otro restaurante de la misma zona, NO PUBLICAREMOS NINGUNO DE LOS DOS y censuramos este tipo de acciones, vengan de propietarios o allegados.
    IRONOIR.com se basa en las experiencias recibidas y no permitiremos que se den estas situaciones, que no hablan tampoco muy bien del local en cuestión, ya que se preocupan más de rebatir estos comentario que de atender correctamente a sus clientes, que pagan por un servicio.
    Posiblemente volvamos, algún día, a este chiringuito, comprobaremos si se han corregido estos errores y escribiremos lo que corresponda, mientras tanto lo que pasó está relatado en nuestro comentario y lo ratificamos, no se debe actuar así ante la queja de un cliente. Nos apena ver que en lugar de estudiar el problema y solventarlo, se intente mejorar la imagen con lo que no corresponde y menos que se critique a otro local de la zona que ha tenido buena crítica, esto es lamentable.

    Saludos,
    IRONOIR.com

  2. fidel cordoba nevado says:

    NOTA DE IRONOIR.com: Hemos decidido publicar este comentario, QUE RESPONDEMOS MÁS ABAJO, porque fue recibido, curiosamente, el mismo día que otros comentarios similares y hemos pensado que nuestros lectores tienen el derecho, no solo de saber nuestra opinión sobre los productos/servicios recibidos en los locales que visitamos, sino también de cómo se actúa después por parte de los titulares y allegados de estos locales. Esto servirá para que nuestros lectores saquen sus propias conclusiones que, teniendo en cuenta que somos conscientes de que nuestros lectores son gente culta e inteligente, sabemos no serán muy buenas sobre el local en cuestión porque no son formas de salvar una situación, sino de empeorarla, ya que la única forma de salvar una situación es mejorar el producto/servicio y que los clientes del local reciban lo que están pagando. Ahí va lo recibido el mismo día que los demás y, más abajo, la repuesta que le dimos por correo electrónico (y aún estamos esperando respuesta, quizá porque no hay defensa ni excusa posible):

    COMENTARIO RECIBIDO:
    buscando el telefono de el chiringuito de choni para reservar una paella para mis familiares, leyendo esta opinion, realmente me he sentido obligado moralmente a contestar esas acusaciones que yo humildemente pienso que estan enmascaradas de malas intenciones, hay muchos puntos que no me cuadran
    1.- ¿si tan amigos de jose antonio (LAGO PINAR) porque “os metisteis en el primer chiringuito que visteis?
    2.- si estaba sosa alguna comida ¿no pedisteis sal? absurda conducta
    3.- poseo un chalet a 50 ,metros de la charca y suelo frecuentar los chiringitos, y creeme estas acusaciones estan infundadas, nadie es pefecto ¿si mal tratan al personal? ¿como es que estan desde el 2002 a pleno rendimiento? nuevos vecinos de chiringuitos han copiado sus cartas,levantando rumores infundados por meras envidias profesionales ¿que quereis hundirlo? 7 familias viven de ese restaurante que a muy pesar de algunos envidiosos seguira tirando “palante” a pesar de sus muchas zancadillas de unos vecinos envidiosos,podria seguir asi una hora, pero creo que no es necesario
    AL NO CONSEGUIR EL TELEFONO me acerque esta tarde personalmente y reserve la mesa, para comer el fin de semana que viene toda mi familia y disfrutar del maravilloso paisaje de la charca y de la grata compañia de choni y su marido jose que tan amablemente nos tratan desde 11 años,tambien voy varias veces a comer al lago pinar y creo que por respeto a su dueño no voy a decir las veces que he sentido verguenza ajena de lo que he visto, no me creo tan ruin y despreciable de intentar tirar inutilmente una empresa ocultandome desde un teclado,buenas noches y espero que estas palabras no ofendan ni hieran a nadie.

    • IR o NO ir says:

      ENVIADO, EL DÍA 11/03/2013 A LA DIRECCIÓN DE CORREO DE D. FIDEL Y NO HEMOS RECIBIDO RESPUESTA:

      Buenas tardes.

      Agradecemos su comentario, que está en proceso de comprobación.

      Como nota personal podemos decirle que, independientemente de lo que usted piense, aquí puede encontrar lo que nos mueve a la hora de realizar nuestras valoraciones:
      http://blog.ironoir.com/ir-o-no-ir-ironoir-ironoir-com/

      A nosotros, a pesar de que no cobramos por ningún tipo de servicio, nos gusta responder correctamente a nuestros usuarios, algo que no crea que pasa en todos los locales que visitamos y que ahí no somos usuarios, sino cliente porque abonamos, siempre, lo servicios/productos solicitados. Por este motivo y sabiendo que a usted le gustará que le respondamos, puedo decirle que:

      1.- Si usted lee correctamente nuestro comentario, sobre este tema, verá que ya habíamos ido al lago, entrando en el primer chiringuito que vimos, que fue El Chiringuito de Choni, no recibiendo un buen producto (que más abajo comentaremos), y que, posteriormente, fuimos a Lago Pinar, por eso ese comentario empieza:
      Después de sufrir una mala experiencia en un chiringuito del Lago de Proserpina, más comúnmente conocido en el lugar por “La Charca” y famoso por ser un precioso embalse y presa romanos, en nuestra siguiente visita fuimos a Lago Pinar, un chiringuito al que se llega por la última entrada que tiene el lago, en su parte más cercana a la carretera, y si se viene desde Mérida por la carretera de Montijo.
      Y, además, queda bien claro en el comentario de Lago Pinar que no existe “amistad” con Juan Antonio, sino que es conocido, desde hace años, por ser familia del Restaurante Briz, que llevamos visitando desde hace más de 25 años.

      2.- Cuando una comida está sosa, se pide sal… Créame que esto ya solemos hacerlo, pero dígame ¿es igual poner la sal durante la preparación del plato que ponerla cuando el plato ya está terminado? y sirva, como ejemplo, la tortilla de patatas. No, no es igual porque por mucho que usted quiera la sal se queda a flor de plato, teniendo entonces unas partes más saladas que otras. Cuando probamos la tortilla dijimos que estaba muy sosa, el camarero (o propietario, desconozco quién era) nos ofreció sal y respondimos lo mismo que le acabo de responder a usted, sin recibir de él nada más que su espalda por respuesta, cuando lo correcto era ofrecerse a realizar nuevamente el plato porque, se lo recuerdo, además estaba demasiado dura por haberse pasado en tiempo en la sartén.
      También le recuerdo la respuesta del camarero cuando, por segunda vez y a la hora de pagar, habiendo dejado toda la tortilla en el plato:
      A la hora de pagar se lo dijimos al propietario y su respuesta es la que se ha ganado estar en este sitio web con un “NO IR”, concretamente respondió “Es que depende de quién la haga, unos la hacen poco hecha, otros muy hecha, otros sin sal, otros con sal…” A lo que solo respondimos con un “Hasta ahí nos llega, pero esta estaba incomible…“. Como la puso en factura, nosotros la pagamos…
      Hasta ese momento no habíamos decidido, a pesar de lo ya descrito, si escribir sobre él (porque no sería bueno) o dejarlo pasar, pero su respuesta aclaró todas nuestras dudas, no es una respuesta de alguien que se preocupa por el negocio, sino de alguien a quien no le importa cómo has comido. Sé que era la primera vez que entrábamos en ese chiringuito, sé que era verano y que están acostumbrados a los turistas que van una vez y no vuelven, pero eso no es excusa y, precisamente, es algo que no entendemos y menos que pase tan habitualmente. El cliente cumple su parte, que es tratar a los miembros de la casa con educación y abonar la cuenta, la casa tiene la obligación de dar calidad, tanto en los platos como en la atención.
      Para aclarar sus dudas sobre nuestro comentario de Lago Pinar, fíjese en lo que digo en el párrafo anterior “si escribir sobre él (porque no sería bueno) o dejarlo pasar”, pues este es el favor máximo que podríamos hacer a un amigo o conocido, es decir, si vemos que la calidad no es la que debería ser, como mucho no escribiríamos nada, ni bueno ni malo, pero si escribimos siempre lo hacemos basándonos en la experiencia recibida, independientemente de que sea familiar, amigo o conocido… Nosotros no tenemos ningún interés especial en ninguno de los locales que visitamos.

      3.- De nuevo creo que usted no ha leído correctamente nuestro comentario porque en ningún momento decimos que los trabajadores atiendan “tan mal”, lo único que se critica al respecto, y con razón, es la respuesta del camarero. Si usted no consiguió el teléfono en nuestro Sitio Web es porque ellos no lo ponen en el ticket de caja, nosotros escaneamos la parte superior del ticket, cuando no tienen tarjetas de visita para darnos, ya que usted tiene relación con este chiringuito quizá quiera comentarles que merece la pena tener tarjetas de visita o poner el teléfono en su ticket.

      Nos alegra que usted y su familia coman bien en este chiringuito, por desgracia nosotros no podemos decir lo mismo. Aunque nos llama la atención que usted haga una crítica enmascarada sobre Lago Pinar y que, en todo momento, parezca que realiza una comparación entre los dos chiringuitos, cuando nada tiene que ver uno con el otro, es decir, nos alegra cuando alguien nos escribe, sea para bien o para mal, porque todo el mundo es libre de dar su opinión, pero no nos gusta que los comentarios sean de usuarios que tienen algún tipo de interés especial en el local, o locales, objeto del comentario y, en su caso, critica a uno y ensalza al otro, eso es lo que no entendemos porque vemos que la opinión no es imparcial.

      Nosotros entendemos que puede que no tuviéramos “suerte” en alguno de los sitios visitados y que no sea “norma de la casa” hacerlo tan bien o tan mal, pero tenemos que ser fieles a la experiencia recibida y es responsabilidad del sitio visitado el atender a sus clientes como se merecen, independientemente de sean asiduos o sea la primera vez que lo visitan.

      Nuestro interés, al escribir estos comentarios, es dar un toque de atención a la propiedad del sitio visitado para que mejore sus servicios o felicitarlo cuando la calidad recibida así lo requiera.

      Una máxima de nuestro Sitio Web: No nos dejamos influir por comentarios ni recomendaciones, sean de familiares, amigos o usuarios, nos basamos, solo y exclusivamente, en la experiencia recibida cuando visitamos los locales. No publicamos ningún comentario que entendamos que pueda tener una segunda intención, como que intuyamos que lo ha escrito el propietario del local o alguna persona interesada). Sí es cierto que si un local nos gusta, volvemos más de una vez, al igual que es cierto que hemos vuelto por segunda vez a alguno de los locales “NO IR” y, si no hemos ampliado la información es porque hemos considerado que la primera opinión era válida. También intentamos volver a locales cuyo propietario nos solicita volver, sin revelar nuestra identidad, cuando la primera experiencia no ha sido buena. También queremos aclarar que abonamos nuestra cuenta en todos los locales que visitamos, sea por primera vez o en consecutivas, no revelando nuestra identidad hasta el final, cuando dejamos una tarjeta de nuestro sitio en la mesa o se la entregamos al camarero, encargado, propietario, etc.
      Como una prueba más de nuestra sinceridad, hay una excepción a lo de abonar la consumición. Cuando es el propietario el que nos solicita que volvamos a su local, después de una mala experiencia, convenimos con él que no revelaremos nuestra identidad hasta el final y que entendemos que es una invitación de la casa para dar una segunda oportunidad, y es totalmente lógico porque si la primera experiencia no fue buena, no tenemos intención de gastar nuestro dinero en sitios que no lo merecen, aunque bien es cierto que en una segunda visita puede cambiar nuestra opinión, por lo que pagaríamos nuestra factura sin decir nada al propietario y volveríamos una tercera vez para poder tener una referencia clara, esta sí sería a cuenta de la casa. Como puede comprobar, nos lo tomamos muy en serio a la hora de valorar.

      Resumiendo… en IR O NO IR solo nos basamos en la experiencia recibida… si ha sido buena me alegro por el local y por nosotros, que recibimos lo que pagamos, si no ha sido buena lo siento por nosotros al no recibir correctamente lo que pagamos, pero no por el local, que es responsable y que cobró un servicio/producto que no realizó correctamente o que no cumplía con la calidad descrita.

      Un cordial saludo y gracias por su colaboración,

      El Equipo de
      http://www.ironoir.com

      • IR o NO ir says:

        Como podéis ver, queridos lectores, nada tenemos que ocultar y así seguiremos, porque es la base de IRONOIR.com y, lo más importante, es lo que vosotros queréis: Sinceridad.

        Seguiremos ofreciendo nuestras opiniones, sin ningún tipo de interés más que el de recibir lo que se promete, estamos cansados de pagar por productos y servicios que no son lo que nos prometieron a través de la publicidad, cartas restaurante o lo que sea, no queremos más engaños y vamos a defender, en lo posible, nuestros intereses y los vuestros.

        Gracias por vuestro apoyo, tanto por vuestra colaboración como por vuestra lectura, sin la cual todo esto no tendría sentido.

        Saludos.

  3. Pingback: Jorge

  4. Jesús says:

    Cuando el río suena es porque agua lleva. No hice caso y fui y tenéis razón, no volveré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *